Mentiras en torno a la expulsión, desasociación y los inactivos

Mentira_Expulsión_Jehová

En el libro Aprendamos del Gran Maestro, se le dice a los niños sobre el MENTIR:

Puede parecer muy loable enseñar a los pequeños con el libro citado, el “Historias Bíblicas” y ahora con los videos de Caleb y su familia sobre valores universales como el ser HONESTO y NO MENTIR. Muchos niños y adolescentes en la organización tienen muy presente el texto citado de Juan 8:44 y lo repiten una y otra vez cada que sus padres sospechan que les podrían estar mintiendo.

¿Qué ocurre entonces cuando uno descubre la forma sutil en que la organización detrás de los testigos de Jehová busca ENGAÑAR a los posibles conversos en JW.ORG? En su momento ya tratamos una MENTIRA que dicen respecto a “prohibir” la lectura de ciertos libros, escuchar cierta música o ver ciertas películas.

Hoy, daremos atención a otra de las “preguntas frecuentes” que responden con una mentira en su sitio, hablando en específico sobre quienes son expulsados o DECIDEN abandonar sus creencias.

La pregunta textualmente dice:

¿Es cierto que dejan de tratarse con quienes ya no pertenecen a su religión?

Su respuesta dice en parte:

“No dejamos de tratarnos con quienes, tras haberse bautizado como testigos de Jehová, dejan de predicar y de reunirse con la congregación. Al contrario, nos esforzamos por reavivar su espiritualidad y por animarlos a regresar.”

Quienes fuimos parte de esta organización sabemos que dicho párrafo hace referencia clara a los INACTIVOS. De este modo, rehuyen a la pregunta específica sobre el trato con quienes YA NO PERTENECEN a su religión.

Suavizan su lenguaje para que su postura se vea “sencilla” y no suene irracional o pudiera inclusive indicar que se atenta contra derechos que como seres humanos tenemos (artículo 18 de la Declaración Universal de Derechos Humanos de las Naciones Unidas).

Más adelante, pasan a explicar a la gente que no está familiarizada con esta organización humana, cuál es el trato con los familiares cuando alguno de ellos es expulsado de la congregación.

“¿Qué sucede si un hombre es expulsado, pero su esposa y sus hijos siguen siendo testigos de Jehová? Aunque la relación espiritual entre ellos haya cambiado, los lazos familiares permanecen. Su relación con su cónyuge, así como el trato afectuoso normal entre padres e hijos, continúa como de costumbre.”

Obviamente, cuando alguien que no está familiarizado con los testigos de Jehová lee esto, considera que los que alguna vez hemos alzado nuestra voz contra esta práctica de incomunicar a los disidentes, exageramos. Pareciera que se estuvieran sobredimensionando las cosas al decir que se invita a los testigos de Jehová a rechazar a quienes dejan de creer lo mismo que ellos y que se pide a los familiares que eviten al máximo tratar a los “expulsados”. Hasta la película danesa que trata el tema parece una exageración (me refiero a la película “To Verdener” de 2008, su ficha en IMDB es http://www.imdb.com/title/tt1065318/).

Pero ¿es tal el caso? ¿Hemos exagerado?

Sin necesidad de citar artículos publicados en el pasado a este respecto, La Atalaya de febrero de 2016 en su artículo “Sigamos el ejemplo de lealtad de los siervos de Dios del pasado” (que se estudiará en la semana del 25 de abril del próximo año) dice en su página 27, párrafo 7:

“Si un familiar es expulsado de la congregación, tenemos que elegir a quién vamos a ser leales. Una hermana llamada Anne [1] se enfrentó a esa decisión cuando recibió una llamada. Era su madre, que estaba expulsada. Le dijo que estaba muy triste porque se sentía abandonada por la familia y que quería visitarla. Anne se quedó muy angustiada y prometió contestarle por carta. Pero antes de escribirle, se sentó a repasar lo que dice la Biblia (1 Cor. 5:11; 2 Juan 9-11). En la carta le explicó con bondad que la familia no la había abandonado. Era ella la que  se había alejado al actuar mal y no querer arrepentirse. “Solo hay una manera de aliviar tu dolor: regresa a Jehová”, escribió Anne (Sant. 4:8).”

¿Qué fue de aquello de que “los lazos familiares permanecen” y que “el trato afectuoso… continúa como de costumbre“?

Ahora, volvamos por un segundo a la pregunta que SUPUESTAMENTE responden en jw.org:

¿Es cierto que dejan de tratarse con quienes ya no pertenecen a su religión?

Hasta el momento, se ha hablado de 2 grupos: los INACTIVOS y los EXPULSADOS.

Si usted conoce a los testigos de Jehová, ¿nota qué grupo no se menciona siquiera en la mentira que han publicado los redactores de jw.org?

En efecto, los DESASOCIADOS. En la página 142 del flamante nuevo libro “Organizados para hacer la voluntad de Jehová” se define la desasociación de la siguiente manera:

“Llamamos “desasociación” a la renuncia a ser cristiano de un miembro bautizado de la congregación. Puede hacerlo expresando que ya no quiere que se le conozca como testigo de Jehová…”
“No es lo mismo renunciar a ser cristiano que ser inactivo.”

Desasociación

En las audiencias que celebró recientemente la Comisión Real Australiana sobre Abuso Sexual de Menores se cuestionó a Geoffrey Jackson (miembro del cuerpo gobernante) en relación a qué alternativa tendría alguien que YA NO QUISIERA PERTENECER a los testigos de Jehová. En su respuesta, esta persona insistía en que el camino era ser “INACTIVO”. Cuando el abogado Angus Stewart lo presionó y le dijo que había escogido deliberadamente sus palabras usando el término “DESASOCIACIÓN“, nuevamente Jackson quiso desviar la atención hacia ser INACTIVO (y hasta se atrevió a decir que alguien INACTIVO puede decirle a los demás que ya no se considera testigo de Jehová sin que haya problema alguno). Fue necesario citarle el libro Organizados para que finalmente aceptara hablar de la DESASOCIACIÓN.

Si usted no ha visto dichas audiencias, búsquelas en Youtube. La liga que se incluye a continuación se puede configurar para que aparezcan subtítulos en español donde usted, posiblemente aplauda la “defensa” que intenta hacer este señor Jackson de sus doctrinas y políticas supuestamente basadas en la Biblia. Con todo, si usted es honesto consigo mismo, tal vez pueda descubrir varios puntos en torno a los dichos de este hombre que demuestran la triste realidad de quienes están DETRÁS de los testigos de Jehová. Hombres dispuestos a tergiversar la verdad a fin de cuidar la reputación de su negocio. En otras palabras, gente que está dispuesta a MENTIR.

.

Ya que está usted por acá, tal vez quiera INVESTIGAR más sobre cuándo se empezó a considerar la DESASOCIACIÓN al igual que la EXPULSIÓN. Tal vez quiera saber cómo afectó esto a Raymond Franz. Quizás quiera leer más sobre por qué muchos grupos que son considerados “cultos” o “sectas” utilizan este tipo de coacción para obligar a la gente a permanecer dentro de sus filas.

O tal vez decida partir del sitio y decir “todo son mentiras de los apóstatas”, y buscará convencerse de que en ningún momento se OBLIGA a nadie y que no existe tal PROHIBICIÓN sobre relacionarse con los familiares del círculo cercano y que SI es posible tener dicho “trato afectuoso” con alguien expulsado. Si usted así lo decide creer, está en su derecho.

Hoy, una sola pregunta frecuente de las presentadas en jw.org ha bastado para demostrar la falta de HONESTIDAD y APERTURA al responderla.

Detrás de jw.org y millones de personas humildes y deseosas de aprender LA VERDAD, está una organización humana que “solapa” su verdadera intención, la disfraza y que jamás ha tenido reparos en enviar instrucciones sobre cortar toda relación con los familiares cercanos que deciden DEJAR DE CREER lo mismo que nosotros (note usted que no estamos hablando de expulsados por cometer pecados, sino gente que YA NO CREE lo mismo que usted). Allí está la experiencia del ministerio de agosto de 2002 como más evidencia.

*** km 8/02 pág. 4 párr. 13 Demostremos lealtad cristiana cuando se expulsa a un pariente ***
Tras escuchar un discurso en una asamblea de circuito, un cristiano y su hermana se dieron cuenta de que tenían que hacer cambios en la manera de tratar a su madre, quien no vivía con ellos y llevaba seis años expulsada. Tan pronto terminó la asamblea, él la llamó y, luego de confirmarle su amor, le explicó que ya no le hablarían a menos que surgieran asuntos importantes de familia que los obligaran a ponerse en contacto. Poco después, la madre empezó a asistir a las reuniones y con el tiempo fue restablecida. Además, su esposo no creyente comenzó a estudiar la Biblia y se bautizó.

Y bueno, para rematar tenemos la instrucción precisa que se da a los ancianos sobre este tema de los “familiares expulsados o desasociados”:

*** ks10 capítulo 10 pág. 116 párr. 6 Asuntos relativos a expulsados y desasociados ***
6. Si se sabe que algunos miembros de la congregación tienen trato indebido con parientes expulsados o desasociados que no viven en la misma casa, los ancianos deben aconsejarlos y razonar con ellos utilizando las Escrituras. Podrán valerse de la información contenida en el libro “Amor de Dios”, páginas 207 a 209; La Atalaya del 15 de abril de 1988, páginas 26 a 31 o el artículo “Demostremos lealtad cristiana cuando se expulsa a un pariente”, de Nuestro Ministerio del Reino de agosto de 2002. Si es obvio que un cristiano está traspasando el espíritu de este mandato y no hace caso del consejo, no podrá recibir privilegios en la congregación, pues estos solo se conceden a hermanos ejemplares. No se tomarán medidas judiciales a menos que el hermano se empeñe en tener compañía espiritual con su pariente o critique abiertamente la expulsión.

Ya lo ve usted. En este momento, por atreverme a cuestionar lo que se publica en jw.org y tildar de MENTIRA su respuesta a la pregunta: ¿Es cierto que dejan de tratarse con quienes ya no pertenecen a su religión?, un servidor se acaba de hacer acreedor a un comité judicial. ¿A usted le parece normal eso?

Independientemente de que esté o no de acuerdo conmigo, ojalá esta lectura lo mueva a investigar más y, si también considera que lo antes tratado es una incongruencia más de la organización tras el nombre, tal vez sea hora de pensar por qué permitimos que dicha organización ocupe el lugar que a Dios le corresponde.

Proverbios 12:22Los labios falsos son cosa detestable a Jehová, pero los que actúan en fidelidad le son un placer.

Sofonías 3:13En lo que respecta a los restantes de Israel, no harán injusticia, ni hablarán mentira, ni se hallará en su boca una lengua mañosa; porque ellos mismos se apacentarán y realmente se echarán estirados, y no habrá nadie que [los] haga temblar.
Anuncios

6 thoughts on “Mentiras en torno a la expulsión, desasociación y los inactivos

  1. he hestado viendo semanas atras los videos de la real comision, es tan claro el esfuerzo por escabullirse con las respuestas, perderse en los tecnisismos querer tomarle el pelo a la autoridad, que tristesa, gracias por el tiempo que se toman para estas investigaciones.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s