Honre a sus mayores, pero primero asegúrese si realmente lo necesitan (o desean)

453

1 Timoteo 5: 4, 8 – “Pero si alguna viuda tiene hijos o nietos, que estos aprendan primero a practicar devoción piadosa en su propia casa y a seguir pagando la debida compensación a sus padres y abuelos, porque esto es acepto a vista de Dios. […] Ciertamente si alguno no provee para los que son suyos, y especialmente para los que son miembros de su casa, ha repudiado la fe y es peor que una persona sin fe.”

Para alguien que ha estado leyendo y estudiando las publicaciones de los testigos de Jehová desde hace unos 40 años, no debería resultar sorprendente que sus redactores, tuvieran maestría en infiltrar, dentro de un tema con tono afectivo y positivo como lo es la responsabilidad que se tiene para con los mayores, un punto de vista con tintes por demás farisaicos y reglamentarios.

Como he señalado en entradas anteriores, cada vez me convenzo más que el autoproclamado esclavo fiel y discreto de nuestros días, se ha tomado muy en serio establecer ordenanzas y procedimientos que si bien quedan veladas a los ojos de las ovejitas más humildes y sinceras del rebaño, proporcionan el fundamento necesario para “manejar los asuntos” a sus miles de representantes, sean directos (por ejemplo los superintendentes viajantes) o indirectos (por ejemplo, los recientemente nombrados “adalides” o “caudillos”).

En el pasado ya he hablado sobre estas instrucciones disimuladas dentro de los párrafos de los estudios con relación a la educación superior, el arreglo personal, el entretenimiento y otro tipo de DECISIONES SUPUESTAMENTE PERSONALES. Con todo, el texto del día viernes 19 de agosto de 2016, citando de la Atalaya del 15 de abril de 2014 me parece por demás descarado y una clara afrenta al Dios qué dicen servir.

La revista citada en el comentario relaciona el pagar la debida compensación a padres y abuelos pero de inmediato hace una relación con la búsqueda del “poder engañoso de las riquezas”. De hecho, lo publicado en abril de 2014 en realidad buscaba reforzar la LÍNEA que se le acababa de imponer un mes antes a las ovejitas con relación a ayudar a los padres y mostrarles HONRA. Enfocado en quienes tienen las llamadas asignaciones de servicio que como sabemos buscan engrandecer al imperio de JW.ORG con gente engañada que piensa estar sirviendo a Dios, la revista la Atalaya del 15 de marzo de 2014 señaló lo siguiente:

La Atalaya 15 de marzo de 2014, página 22, párrafos 10-11 “Honremos a nuestros mayores”:

 10 Los siervos de tiempo completo con responsabilidades lejos de su casa quizás tengan que afrontar decisiones especialmente difíciles. Los betelitas, misioneros y superintendentes viajantes valoran muchísimo su asignación, pues la consideran una bendición de Jehová. Sin embargo, si sus padres se enfermaran, su primer pensamiento podría ser: “Tenemos que dejar nuestra asignación y volver a casa para cuidar a nuestros padres”. Pero antes de hacer eso, sería sabio orar a Jehová y asegurarse de si los padres realmente lo necesitan o lo desean. Nadie debe precipitarse a abandonar sus privilegios de servicio, pues no siempre hará falta. ¿Pudiera ser que el problema de salud fuera temporal y que algunos miembros de la congregación de los padres estuvieran dispuestos a ayudar? (Prov. 21:5.)
  .
11 Pensemos, por ejemplo, en el caso de dos hermanos carnales que servían a Jehová lejos de casa. Uno era misionero en Sudamérica y el otro trabajaba en nuestra sede mundial, en Brooklyn (Nueva York). Cuando sus padres necesitaron ayuda, los hijos y sus esposas viajaron al Lejano Oriente para visitarlos y ver qué hacer. La pareja de Sudamérica se estaba planteando dejar su asignación y volver a casa. Entonces los llamó el coordinador del cuerpo de ancianos de la congregación de sus padres. Los ancianos habían hablado de la situación y deseaban que los misioneros siguieran con su labor lo máximo posible. Valoraban el buen trabajo que la pareja estaba haciendo y querían ayudar todo lo que pudieran en el cuidado de sus padres. Toda la familia agradeció su sincera preocupación.
452
 .
Y entonces, uno recuerda el texto citado en la introducción y las palabras de Jesús en Marcos 7:11 así como la definición que la misma organización ha aceptado para CORBÁN, y no puede uno sentir otra cosa que repugnancia por quienes en su deseo de convertirse en AMOS de nuestra fe, disimuladamente quieren entrar en nuestro cerebro y convertir una decisión que es por demás PERSONAL en algo con tintes de “sugerencia” pero que para todos aquellos que sirven como viajantes, betelitas, misioneros y demás, adquirirá el tono de INSTRUCCIONES. Y claro, los que se “dejan dirigir por el esclavo” y los que han aceptado sin reparos la autoproclamación de estos 8 hombres como los representantes de Dios en la tierra, jamás cuestionarían algo así, ni siquiera al ser confrontados con su propia literatura:

CORBÁN

Como se explica en Marcos 7:11, “corbán” es “una dádiva dedicada a Dios”. La palabra hebrea original, qor·bán, así como su equivalente en griego (kor·bán), significa “ofrenda”. […]

Para el tiempo del ministerio de Cristo Jesús en la Tierra, se había adoptado una práctica censurable con relación a las dádivas dedicadas a Dios. Jesús denunció la hipocresía de los fariseos a ese respecto, porque anteponían su propia tradición a la ley divina. Profesaban salvaguardar para Dios lo que se había declarado “corbán”, pero pasaban por alto el requisito divino de honrar a los padres. (Mt 15:3-6.) Los fariseos enseñaban que con que una persona dijera con respecto a sus bienes o a parte de ellos “sea corbán” o “es corbán”, es decir, una dádiva dedicada a Dios, no podía usarlos para satisfacer las necesidades de sus padres, por muy necesitados que estuvieran, aunque ella misma podía hacer uso de esos bienes hasta su propia muerte si lo deseaba. Así, aunque estos fariseos profesaban honrar a Dios, su corazón no estaba de acuerdo con los justos requisitos divinos. (Mr 7:9-13.)

¿Podría un siervo de Jehová, independientemente de su “posición” o “privilegio”, cuestionar lo redactado en la revista de marzo de 2014 sin el riesgo de que se le tache de estar cuestionando a Jehová mismo (Isaías 54:17)? ¿Podría alguien decirle al cuerpo gobernante que con dichas frases intercaladas de manera encubierta en una cuestión tan seria como lo es el cuidado de nuestros mayores, se siguen presentando como un órgano RECTOR que está olvidando la misericordia y anteponiendo el sacrificio (Mateo 9:11-13)? ¿Podría alguien decirle a los que llevan la delantera que en el pasado Jehová ya abandonó a los que decían ser su pueblo cuando sus líderes establecieron reglas en cuestiones como las antes consideradas (Mateo 23:38)? ¿La ovejita sincera podrá percibir que el Dios de amor que tanto predican, difícilmente podría respaldar este tipo de enseñanzas (Mateo 15:9)?

La respuesta para todos esos cuestionamientos es NO y por eso, una vez más, presentamos este tema como parte de los pensamientos que muchos optan por reprimir ante el tono cada vez más opresor y el yugo más duro que buscan imponer sobre las conciencias de las ovejitas de Jehová (1 Reyes 12:14, 2 Corintios 1:24).

Mateo 9:13Vayan, pues, y aprendan lo que esto significa: ‘Quiero misericordia, y no sacrificio’. Porque no vine a llamar a justos, sino a pecadores.

Santiago 1:27Creer en Dios el Padre es agradarlo y hacer el bien, ayudar a las viudas y a los huérfanos cuando sufren, y no dejarse vencer por la maldad del mundo.

Anuncios

One thought on “Honre a sus mayores, pero primero asegúrese si realmente lo necesitan (o desean)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s