Protección de menores contra el abuso

El 1 de agosto de 2016, la organización tras el nombre publicó una actualización más de sus infames políticas para “proteger” a los menores contra el abuso donde supuestamente actualizan todo para terminar por cambiar NADA.

Si usted desea hacer un ejercicio comparativo de la información que en su momento recibimos los cuerpos de ancianos sobre este tema puede consultar las siguientes ligas:

Carta del 1 de agosto de 2016 (CA-20160801-S-PDMCA)

Carta del 1 de octubre de 2012 (C-20121001-S-AM-AP)

Carta del 24 de mayo de 2010 (C-20100524-S-AP)

Carta del 5 de junio de 2006 (C-20060605-S-AP)

Carta del 20 de julio de 1998 (C-19980720-S-AP)

Carta del 14 de marzo de 1997 (C-19970314-S-AP)

Carta del 1 de agosto de 1995 (C-19950801-S-AP)

image001-746049A través de los años, mucho se ha hablado sobre el fracaso por parte de otras iglesias (principalmente la Iglesia Católica Romana) para proteger a los pequeños tanto de feligreses como miembros del clero que aprovechan sus entrañas para buscar y devorar víctimas inocentes. Los testigos de Jehová de hecho, han señalado tal incapacidad para proteger a los menores como una clara evidencia de que dichas religiones pertenecen a “Babilonia la grande: el imperio mundial de la religión falsa”.

Por consiguiente, cuando en el corazón de su propia religión que consideran la única verdadera, estallan escándalos que demuestran el pésimo manejo que han dado al mismo asunto y la forma en que han buscado encubrir dicha problemática, dejan a la gente ante dos opciones: aceptarlo y darse cuenta de que su organización religiosa también es parte de un sistema podrido o corrupto o negarlo aunque tal ejercicio conlleve literalmente cubrirse los oídos.

Untitled3.png
Video en el que se encara a un pedófilo registrado en EE.UU. mientras predicaba con los testigos de Jehová. Observe lo que decide hacer su acompañante…

El siguiente documental fue realizado por Lloyd Evans, un activista ex testigo de Jehová que suele escribir bajo el pseudónimo de John Cedars. Los usuarios del foro extj.com Alerubio, Rachelmp, JoseFidencioR, James Bann, Logios, Pacman, Kandrea y un servidor dedicamos de nuestro tiempo y esfuerzo a subtitular tal información que a nuestro juicio merece ser divulgada.

1. Video original en el canal de Cedars con la opción de activar los subtítulos.

Untitled.png

2. Video con los subtítulos fijos, cortesía del forista LDVLV.

Untitled2.png

La carta 1 de agosto de 2016 demuestra que la Watchtower y su cuerpo gobernante han optado por no entender el meollo del asunto. Era de esperarse ya que cualquier disculpa pública y cualquier reconocimiento por muy leve que sea de los varios años que han solapado este problema podrían ocasionar que varios cientos más abrieran los ojos ante la triste realidad de su engaño. De hecho, no hace mucho tiempo, un miembro del cuerpo gobernante encaró a las autoridades de Australia sobre este tema en particular y sus respuestas demostraron la arrogancia y poco tacto y disposición a aceptar tan triste situación que miles dentro de sus filas han padecido. Claro está que de eso no se habla en la sección de noticias de JW.ORG y claro está que a sus feligreses les dicen que no crean en estas “mentiras” esparcidas por Satanás (Compare con el artículo El ingenuo cree todo lo que le dicen publicado en la Atalaya 15 de octubre de 2015). Muy pocos en realidad se dan cuenta de que los que mienten y engañan son otros.

Salmo 34:13 – Guarda tu lengua del mal, y tus labios de hablar engaño.

Anuncios

“…y con él no hay la variación del giro de la sombra.”

Claro, Santiago 1:17 está hablando del Padre de las luces [celestes]. No ocurre igual cuando se trata de una organización humana que afirma ser el conducto elegido por Dios para transmitir sus verdades en los días en que vivimos.

Dicha organización humana acostumbra usar la palabra de Dios para IMPONER normas, reglas y prohibiciones a la gente humilde que equivocadamente los siguen confundiendo el concepto de Dios con el de dicha organización.

Es bien sabido que esta organización ha establecido regulaciones que incluyen prohibiciones en cuanto a la música, los libros que se pueden leer, las películas que se pueden ver, los amigos que se pueden tener, la ropa que se puede usar, el nivel educativo al que se puede aspirar y el colmo: han llegado a regular hasta el uso de dispositivos electrónicos o el que una pareja decida abrazarse durante una oración pública. Algunos de estos puntos ya los hemos tratado anteriormente en este blog.

Bueno, como decían los anuncios de las películas: DE LOS CREADORES DE ‘si un cristiano estrecha entre sus brazos a su esposa [al orar] hace tropezar y es un irrespetuoso*, hoy tenemos un nuevo giro de la sombra ante la inminente nueva LUZ: USTED YA TIENE PERMISO DE APLAUDIR CUANDO SE READMITE A ALGUIEN EN NUESTRA ORGANIZACIÓN HUMANA.

En efecto, con fecha 25 de enero de 2016, los cuerpos de ancianos están recibiendo la carta que incluimos a continuación donde se les informa del “reajuste” (carta en español, cortesía del usuario Inactivo en el foro extj.com y en inglés, cortesía del usuario Atlantis / Petra en el foro jehovahs-witness.com).

gyegeks

Para variar, los integrantes del cuerpo gobernante fueron quienes tiraron la piedra en Nuestro Ministerio del Reino de febrero de 2000 en la página 7 cuando establecieron que no era apropiado aplaudir ante dichos anuncios.

rytw4kv

Pero ahora, ellos siempre tan valientes y dispuestos a pedir disculpas simplemente esconden la mano y dicen: “Hasta ahora NO SE VEÍA APROPIADO que la congregación aplaudiera cuando los ancianos anunciaban una readmisión” y después de decir que en la Atalaya de mayo de 2016 publicarán una NUEVA LUZ al respecto, le echan la carga de dicho lineamiento a los ancianos al decir que “si los publicadores desean aplaudir, LOS ANCIANOS no deben disuadirlos”.

Así que allí lo tiene. Si usted pertenece a esta organización, observe que le regulan hasta un inocente aplauso. ¿Qué fue lo que dijo Pablo al respecto en Colosenses 2:20-23?

Mateo 5:37Cuando ustedes digan “sí”, que sea realmente sí; y cuando digan “no”, que sea no. Cualquier cosa de más, PROVIENE DEL MALIGNO.

Santiago 1:17Toda lo que es bueno y perfecto es un regalo que desciende a nosotros de parte de Dios nuestro Padre quien creó todas las luces de los cielos. ÉL NUNCA CAMBIA NI VARÍA COMO UNA SOMBRA EN MOVIMIENTO.

* La Atalaya 15 de noviembre de 2015, págs. 6-7, párrafo 19.

Los superintendentes viajantes (Parte 2)

“Las Escrituras Griegas Cristianas mencionan frecuentemente a Bernabé y al apóstol Pablo. Estos hombres eran superintendentes viajantes que visitaban a las congregaciones de aquel tiempo. ¿Qué los motivaba? El interés genuino en el bienestar de sus hermanos espirituales. Pablo manifestó su deseo de volver a visitar a los hermanos para ver cómo les iba. No le importaba recorrer cientos de kilómetros con tal de fortalecerlos (Hechos 15:36). El mismo sentimiento impulsa a los superintendentes viajantes del día actual.” – ¿Quiénes hacen la voluntad de Jehová en nuestros días?, lección 17, pág. 20

En la primera parte de esta entrada, decíamos que la teoría respecto al papel que juegan los superintendentes viajantes difiere mucho de la triste realidad que envuelve sus visitas semestrales a las congregaciones. Por ejemplo, el folleto citado hace un momento, indica que sus dos objetivos principales al visitar a una congregación son “animar” y “mostrar interés” por los hermanos.

Sin embargo, no resulta raro descubrir que detrás de esos motivos tan inocentes y positivos, se ocultan verdaderos lobos en pieles de oveja, dispuestos a destrozar a todo aquel que haya dejado de comulgar al 100% con las enseñanzas y procedimientos dictados por esta organización. Tal fue el caso del matrimonio de David y Maritza Fuentes quienes fueron severamente maltratados por aquellos que en alguna ocasión los identificaban como sus hermanos, principalmente a partir de la visita de un superintendente de circuito llamado José M. del Toro (actualmente ellos administran el foro de discusión extj.com; también puede leer parte del testimonio de David haciendo clic AQUÍ y parte de la experiencia de Maritza haciendo clic AQUÍ).

A los ojos de muchos hermanos, las visitas de los viajantes pasan sin pena ni gloria; realmente son los ancianos, los siervos ministeriales y hasta los precursores regulares quienes por lo general, pueden percibir en su máxima expresión los verdaderos motivos detrás de estos hombres a los que les encanta que les laman las botas y les rindan veneración. Sigamos considerando aspectos que confirman todos estos dichos, completando los puntos que mencionamos en la primera parte de esta entrada:

  • En tono orgulloso, hacen preguntas desde la plataforma sin importarles si hacen quedar en ridículo a algunos miembros de la congregación. Muchos de ellos, maltratan a las ovejas al darle el giro que sea necesario a sus discursos de servicio a fin de SEÑALAR o expresar SU OPINIÓN respecto a la vida, gustos y hábitos de los publicadores. En cuestión de días durante la semana que pasan con la congregación, presumen ser más expertos que los mismos publicadores sobre cómo hacer las cosas. Artículos como el publicado en la Atalaya 15 de octubre de 2008, pág. 23, párrs. 13-14 los envalentonan a tener este proceder olvidando que su misma organización humana también ha hablado en contra de quienes MALTRATAN de ese modo a los demás. La Atalaya 15 de septiembre de 1995, pág. 30 dice a este respecto:

Los ancianos rendirán cuenta de su trato a las ovejas de Jehová. (Hebreos 13:17.) Sus palabras repercuten en la vida de los demás. Por consiguiente, el que es anciano ha de cuidarse de expresar sus opiniones y de maltratar a las ovejas, como hacían los fariseos. Debe esforzarse por mostrar el amor profundo que manifestó Jesús. Siempre que enseñe, y sobre todo cuando atienda asuntos judiciales, tiene que medir sus palabras, y no debe hablar con ligereza ni expresar meras ideas personales. Si se apoya firmemente en Jehová, en su Palabra y en las directrices de Su organización, el pastor recibirá abundantes bendiciones divinas en vez de “un juicio más severo”.

  • Su modo de vida que ellos consideran “abnegado” los empieza a cegar y con el paso de los años, empiezan a ser criticones y peor aún, a desdeñar el que los hermanos tengan algún trabajo o algún logro a nivel seglar. Envalentonados por varios dichos que de manera sutil, su “esclavo” hace al respecto, no logran comprender el ‘día a día’ de los publicadores. Su distancia de la vida “REAL” los hace elevarse a una nube que les impide comprender la forma de vivir de los demás. Tristemente, muchos de ellos se estrellan abruptamente contra dicha REALIDAD cuando enfrentan un embarazo, algún problema de salud o simplemente la edad avanzada. Aún así, muchos prefieren la ceguera antes que reconocer el dolor que les causa que la organización a la que antes se invitaba a dedicar la vida (ahora la invitación es más descarada, únicamente es temporal o mientras alguien sea de utilidad), en tales circunstancias les da la espalda. En la mayoría de los casos, son las ovejitas de Jehová las que los sacan adelante cuando tienen que enfrentar la cruda realidad.

 . 

  • Contrario al relato de Hechos 8:9-24 y lo que su “esclavo fiel y discreto” publicó alguna vez al respecto (w86 15/8 pág. 15, párr. 9), varios son culpables de simonía a la hora de repartir privilegios. Peor aún, se vuelven encajosos con muchos hermanos, principalmente cuando ven que tienen cierta posibilidad en sentido económico (allí si los quieren) para así tener viajes, regalos y demás “bendiciones” que en muchos casos consideran bien ganadas en vista de estar dedicando su vida a la organización de Jehová.

Ciertamente, alguien podría decir que así como hemos señalado todas estas “características” negativas (y tantas más que faltan), deberíamos señalar las positivas de aquellos que como admitimos con honestidad al principio, no encajan en esta descripción. Sin embargo, el blog original donde se publicó esta entrada se llamaba “Pensamientos Reprimidos” y servía como válvula de escape a muchas opiniones que en ese momento era necesario reprimir en torno a estar organización. Aquellos contados viajantes que aún se esfuerzan por REALMENTE dar su atención y apoyo sincero a los hermanos en las congregaciones no generan represión alguna sino que al contrario, uno los aplaude y aprecia.

La cosa es que, nuevamente el llamado “esclavo fiel y discreto”, ha publicado mucha información sobre lo que sería el mundo ideal. Lamentablemente, tras bambalinas, a los superintentendes (viajantes y en las congregaciones también) se les pide que sean “observadores”, que se fijen en la vida de los hermanos so pretexto de “poder ayudarlos”. Y bajo dicho argumento, tenemos a un ejercito de hombres dispuestos a meter la nariz donde nadie los llama y erigirse en los fariseos del siglo XXI. Sería ingenuo no reconocer que la forma de ser de muchos viajantes y ancianos hoy por hoy, está más que auspiciada por la organización que los nombra (directa o indirectamente).

Quienes tienen que aguantar estas actitudes cada reunión (en el caso de los ancianos) o cada 6 meses cuando el superintendente viajante aparece en sus congregaciones, son las pobres ovejitas, gente humilde en muchos casos que idealiza a estos personajes como verdaderos “ejemplos de fe”. En toda esta narración, decidí dejar de lado el aspecto culinario al que someten a las familias en sus visitas ya que, quiero pensar que cuando ellos o sus esposas establecen un menú, lo hacen por recomendación médica o por el simple derecho que tienen a solicitar algo que les guste. Lamentablemente, son muchos los que no lo hacen así pero, ante los puntos señalados en las 2 entradas dedicadas a este tema, creo que la parte alimentaria pierde relevancia.

Hechos 20:33-35 – Nunca he querido la plata ni el oro ni la ropa de nadie. Ustedes bien saben que yo mismo trabajé para atender mis necesidades y las de los que estaban conmigo. Siempre les mostré que deben trabajar así y ayudar a los débiles. Les recordé esto que dijo el Señor Jesús: “Uno es más afortunado cuando da que cuando recibe”».

Los superintendentes viajantes (Parte 1)

conmemoracion-testigos1

“Otro arreglo bíblico que funciona entre las congregaciones de los testigos de Jehová es la visita regular de ancianos viajantes […]. Estos son, de manera sobresaliente, “ancianos que presiden excelentemente”. No menos que a otros ancianos, se les debe ‘tener por dignos de doble honra, especialmente a los que trabajan duro en hablar y enseñar’. (1 Timoteo 5:17.)” – La Atalaya 1 de octubre de 1988, págs. 18-19

Como ocurre muchas veces en la organización de los testigos de Jehová, en la teoría suena bonito tener a estas “dádivas en hombres” cada cierto tiempo de visita en la congregación para que nos den el ánimo y pastoreo necesarios que nos permita seguir aguantando en los tiempos tan difíciles en que vivimos; sin embargo, en la práctica las cosas son muy distintas.

Sería poco honesto de mi parte no reconocer que entre ellos, hay quienes aún se esfuerzan por ser un verdadero estímulo para muchos de los hermanos. Sin embargo, habiéndoles concedido tal expresión, hemos de admitir con toda franqueza que un gran grueso de estos hermanos no son en absoluto como los pinta la organización en sus publicaciones. No por nada, de manera recurrente se publican artículos exigiendo que se “respete” a estos individuos bajo la amenaza de que, de no hacerlo así, correríamos el riesgo de ser como “Diótrefes” que según la 3 Juan 10 ‘rehusaba recibir a los hermanos con respeto’.

Hasta cierto punto es válido que se pida respeto para quienes se precian de ser ‘representantes del esclavo fiel y discreto’ (w13 15/11 pág. 23 párr. 9). Pero, ¿qué ocurre cuando hablamos del respeto de parte de ellos hacia la congregación?

La Atalaya 15 de octubre de 2008 en la página 22 dice al respecto:

Los superintendentes respetan a los demás

7 El apóstol Pablo dio esta exhortación: “En cuanto a mostrarse honra unos a otros, lleven la delantera” (Rom. 12:10). Quienes ocupan puestos de responsabilidad en la congregación deberían llevar la delantera —es decir, dar el ejemplo— en tratar con respeto a todos los hermanos. Y el propio apóstol Pablo es un buen modelo que pueden imitar (léase 1 Tesalonicenses 2:7, 8). Los cristianos de las congregaciones a las que Pablo visitó sabían que él nunca les pediría nada que él mismo no estuviera dispuesto a hacer. De esta manera Pablo demostró que respetaba a sus hermanos y se ganó el respeto de ellos. Cuando el apóstol dijo: “Les suplico, por lo tanto: háganse imitadores de mí”, estamos seguros de que por el excelente ejemplo que había dado, muchos le hicieron caso de buena gana (1 Cor. 4:16).”

Pura letra muerta en el caso de muchos superintendentes viajantes que:

  • Contrario a lo que enseña Mateo 20:26, ven su privilegio como su máximo logro en la vida (al igual que muchos ancianos) y después del recordatorio que se dio en la escuela para ancianos de 2011 – 2012 de que ‘a diferencia de los ancianos locales, los superintendentes viajantes SI son nombrados directamente por el cuerpo gobernante’, varios de ellos se auto elevan a grado “inmortal” y ven a los demás como meros ʽam-haʼárets’ (Juan 7:49).
  • Contrario a lo publicado por su “esclavo fiel y discreto” en la Atalaya 15 de junio de 2007, página 20 sobre NO mostrar un interés DESMEDIDO en la vida de los demás y principalmente, contrario al consejo de 1 Timoteo 5:13, los superintendentes viajantes disfrutan de andarse entremetiendo en asuntos ajenos y de hablar de cosas que no deben. Pierden de vista lo que esa revista comenta respecto a que los cristianos ‘podemos diferir en la forma de organizar nuestros propios asuntos, en lo que decidimos comer y en el tipo de entretenimiento sano que escogemos’ y entonces, emiten juicios con base en “los discos de música”, “la vestimenta”, “las películas”, “el auto”, “la casa”, “el trabajo”, “la comida”… de los hermanos y lo peor es que aunque algunos superintendentes descarados llegan a revisar directamente los discos, ropa, películas y demás cosas de los hermanos, muchas veces van a las casas a las que se les invita a comer, toman sus alimentos y aparentan estar pasándola bien para después, en un acto de cobardía y poca sinceridad, empezar a ‘hablar de cosas que no deben’ con el cuerpo de ancianos cuando se reúnen en privado con ellos y allí empiezan a decir cosas como “hay que tener cuidado con fulanito porque vi un disco no muy propio en su librero” o “en casa de zutanito observé que tienen este libro, sería bueno que hablaran con él”. O sea que aparte de todo, muchos de ellos son unos ¡cobardes!
  • Establecen una serie de reglas que ni ellos mismos pueden en ocasiones cumplir (sobretodo cuando acaban de llegar a su nuevo circuito y quieren dar la apariencia de ser ‘semi-dioses’). Cosas como: “los ancianos deben llegar 30 minutos antes que inicie la reunión”, “todo anciano DEBE tener su libro organizados bien subrayado”, “es incorrecto decir tal palabra (y supuestamente dan una base para hacer la corrección), mejor utilicen esta que se apega más al “lenguaje puro” de la organización”, “si no traen camisa blanca o POR LO MENOS con colores pastel, no pueden pasar a la plataforma”… Nada qué ver con el Jesús que la misma organización ha descrito en muchas ocasiones como lo hace La Atalaya 15 de septiembre de 2005, página 23, párrafo 14:

“Jesús no abusó de su autoridad controlando la vida de los demás; tampoco fijó normas inalcanzables ni dictó un sinfín de reglas. Motivó a la gente llegándole al corazón con los principios contenidos en la Ley de Moisés (Mateo 5:27, 28). A imitación de él, los ancianos deben abstenerse de formular reglas arbitrarias o insistir en sus propias ideas. En lo que tiene que ver con el arreglo personal o el entretenimiento, tratan de llegar al corazón utilizando principios bíblicos, como los que encontramos en Miqueas 6:8, 1 Corintios 10:31-33 y 1 Timoteo 2:9, 10.”

CCTJ200314En una carta fechada 20 de marzo de 2014, el cuerpo gobernante de esta organización informó a sus feligreses que a partir del 1 de septiembre de ese año culminarían las funciones de los que hasta entonces eran identificados como “superintendentes de distrito”. Muchos de ellos fueron “jubilados” debido a su edad avanzada, otros fueron enviados como precursores especiales y otros reasignados como superintendentes de circuito.

Sin embargo, dicho reajuste, no ha hecho otra cosa que elevar más el rango de los miles de hombres que hoy estamos denunciando. Dejando de lado a los pocos viajantes que, como hemos reconocido al principio, aún se esfuerzan por realmente hacer una labor de estímulo y apoyo a las ovejas, son muchos los hombres en esta posición los que, junto con sus esposas, explotan al máximo su nombramiento y hacen daño al manifestar las malas actitudes antes señaladas.

Nuevamente, hemos apartado otros señalamientos más que gustosamente incorporaremos en una segunda parte de esta entrada.

2 Tesalonicenses 3:7-10 – Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes, ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes. Y lo hicimos así, no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda, sino para darles buen ejemplo. Porque incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma.»