Los superintendentes viajantes (Parte 1)

conmemoracion-testigos1

“Otro arreglo bíblico que funciona entre las congregaciones de los testigos de Jehová es la visita regular de ancianos viajantes […]. Estos son, de manera sobresaliente, “ancianos que presiden excelentemente”. No menos que a otros ancianos, se les debe ‘tener por dignos de doble honra, especialmente a los que trabajan duro en hablar y enseñar’. (1 Timoteo 5:17.)” – La Atalaya 1 de octubre de 1988, págs. 18-19

Como ocurre muchas veces en la organización de los testigos de Jehová, en la teoría suena bonito tener a estas “dádivas en hombres” cada cierto tiempo de visita en la congregación para que nos den el ánimo y pastoreo necesarios que nos permita seguir aguantando en los tiempos tan difíciles en que vivimos; sin embargo, en la práctica las cosas son muy distintas.

Sería poco honesto de mi parte no reconocer que entre ellos, hay quienes aún se esfuerzan por ser un verdadero estímulo para muchos de los hermanos. Sin embargo, habiéndoles concedido tal expresión, hemos de admitir con toda franqueza que un gran grueso de estos hermanos no son en absoluto como los pinta la organización en sus publicaciones. No por nada, de manera recurrente se publican artículos exigiendo que se “respete” a estos individuos bajo la amenaza de que, de no hacerlo así, correríamos el riesgo de ser como “Diótrefes” que según la 3 Juan 10 ‘rehusaba recibir a los hermanos con respeto’.

Hasta cierto punto es válido que se pida respeto para quienes se precian de ser ‘representantes del esclavo fiel y discreto’ (w13 15/11 pág. 23 párr. 9). Pero, ¿qué ocurre cuando hablamos del respeto de parte de ellos hacia la congregación?

La Atalaya 15 de octubre de 2008 en la página 22 dice al respecto:

Los superintendentes respetan a los demás

7 El apóstol Pablo dio esta exhortación: “En cuanto a mostrarse honra unos a otros, lleven la delantera” (Rom. 12:10). Quienes ocupan puestos de responsabilidad en la congregación deberían llevar la delantera —es decir, dar el ejemplo— en tratar con respeto a todos los hermanos. Y el propio apóstol Pablo es un buen modelo que pueden imitar (léase 1 Tesalonicenses 2:7, 8). Los cristianos de las congregaciones a las que Pablo visitó sabían que él nunca les pediría nada que él mismo no estuviera dispuesto a hacer. De esta manera Pablo demostró que respetaba a sus hermanos y se ganó el respeto de ellos. Cuando el apóstol dijo: “Les suplico, por lo tanto: háganse imitadores de mí”, estamos seguros de que por el excelente ejemplo que había dado, muchos le hicieron caso de buena gana (1 Cor. 4:16).”

Pura letra muerta en el caso de muchos superintendentes viajantes que:

  • Contrario a lo que enseña Mateo 20:26, ven su privilegio como su máximo logro en la vida (al igual que muchos ancianos) y después del recordatorio que se dio en la escuela para ancianos de 2011 – 2012 de que ‘a diferencia de los ancianos locales, los superintendentes viajantes SI son nombrados directamente por el cuerpo gobernante’, varios de ellos se auto elevan a grado “inmortal” y ven a los demás como meros ʽam-haʼárets’ (Juan 7:49).
  • Contrario a lo publicado por su “esclavo fiel y discreto” en la Atalaya 15 de junio de 2007, página 20 sobre NO mostrar un interés DESMEDIDO en la vida de los demás y principalmente, contrario al consejo de 1 Timoteo 5:13, los superintendentes viajantes disfrutan de andarse entremetiendo en asuntos ajenos y de hablar de cosas que no deben. Pierden de vista lo que esa revista comenta respecto a que los cristianos ‘podemos diferir en la forma de organizar nuestros propios asuntos, en lo que decidimos comer y en el tipo de entretenimiento sano que escogemos’ y entonces, emiten juicios con base en “los discos de música”, “la vestimenta”, “las películas”, “el auto”, “la casa”, “el trabajo”, “la comida”… de los hermanos y lo peor es que aunque algunos superintendentes descarados llegan a revisar directamente los discos, ropa, películas y demás cosas de los hermanos, muchas veces van a las casas a las que se les invita a comer, toman sus alimentos y aparentan estar pasándola bien para después, en un acto de cobardía y poca sinceridad, empezar a ‘hablar de cosas que no deben’ con el cuerpo de ancianos cuando se reúnen en privado con ellos y allí empiezan a decir cosas como “hay que tener cuidado con fulanito porque vi un disco no muy propio en su librero” o “en casa de zutanito observé que tienen este libro, sería bueno que hablaran con él”. O sea que aparte de todo, muchos de ellos son unos ¡cobardes!
  • Establecen una serie de reglas que ni ellos mismos pueden en ocasiones cumplir (sobretodo cuando acaban de llegar a su nuevo circuito y quieren dar la apariencia de ser ‘semi-dioses’). Cosas como: “los ancianos deben llegar 30 minutos antes que inicie la reunión”, “todo anciano DEBE tener su libro organizados bien subrayado”, “es incorrecto decir tal palabra (y supuestamente dan una base para hacer la corrección), mejor utilicen esta que se apega más al “lenguaje puro” de la organización”, “si no traen camisa blanca o POR LO MENOS con colores pastel, no pueden pasar a la plataforma”… Nada qué ver con el Jesús que la misma organización ha descrito en muchas ocasiones como lo hace La Atalaya 15 de septiembre de 2005, página 23, párrafo 14:

“Jesús no abusó de su autoridad controlando la vida de los demás; tampoco fijó normas inalcanzables ni dictó un sinfín de reglas. Motivó a la gente llegándole al corazón con los principios contenidos en la Ley de Moisés (Mateo 5:27, 28). A imitación de él, los ancianos deben abstenerse de formular reglas arbitrarias o insistir en sus propias ideas. En lo que tiene que ver con el arreglo personal o el entretenimiento, tratan de llegar al corazón utilizando principios bíblicos, como los que encontramos en Miqueas 6:8, 1 Corintios 10:31-33 y 1 Timoteo 2:9, 10.”

CCTJ200314En una carta fechada 20 de marzo de 2014, el cuerpo gobernante de esta organización informó a sus feligreses que a partir del 1 de septiembre de ese año culminarían las funciones de los que hasta entonces eran identificados como “superintendentes de distrito”. Muchos de ellos fueron “jubilados” debido a su edad avanzada, otros fueron enviados como precursores especiales y otros reasignados como superintendentes de circuito.

Sin embargo, dicho reajuste, no ha hecho otra cosa que elevar más el rango de los miles de hombres que hoy estamos denunciando. Dejando de lado a los pocos viajantes que, como hemos reconocido al principio, aún se esfuerzan por realmente hacer una labor de estímulo y apoyo a las ovejas, son muchos los hombres en esta posición los que, junto con sus esposas, explotan al máximo su nombramiento y hacen daño al manifestar las malas actitudes antes señaladas.

Nuevamente, hemos apartado otros señalamientos más que gustosamente incorporaremos en una segunda parte de esta entrada.

2 Tesalonicenses 3:7-10 – Ustedes mismos saben cómo deben seguir nuestro ejemplo. Nosotros no vivimos como ociosos entre ustedes, ni comimos el pan de nadie sin pagarlo. Al contrario, día y noche trabajamos arduamente y sin descanso para no ser una carga a ninguno de ustedes. Y lo hicimos así, no porque no tuviéramos derecho a tal ayuda, sino para darles buen ejemplo. Porque incluso cuando estábamos con ustedes, les ordenamos: «El que no quiera trabajar, que tampoco coma.»

Anuncios

Asamblea de Distrito 2012 – 2013

Protejamos_el_corazonEra el año 1987. Aún recuerdo el calor húmedo que inevitablemente ocasionaba un terrible letargo en la mayoría de los asistentes. El superintendente de distrito, no encontraba formas de pedir al auditorio que se mantuviera despierto. Sin embargo, pese a estas circunstancias, aquella asamblea titulada “Confianza en Jehová” se llevó a cabo sin mayor contratiempo.

Aunque desde muy pequeño mis padres se encargaron de llevarme a este tipo de eventos, la de 1987 es la primera asamblea de la que realmente tengo memoria. El recuento a partir de allí se facilita año con año. “Devoción Piadosa”, “Lenguaje Puro”, “Enseñanza Divina”, “Temor Piadoso” y así podría continuar hasta llegar a la última en la que estuve implicado titulada “Protejamos el Corazón” en 2012.

Aunque he asistido a asambleas posteriores a la citada, la asamblea “Protejamos el Corazón” sin duda alguna representó un punto y aparte en mi visión de este tipo de eventos. Respecto a la misma todavía escribí en mi blog anterior:

“La asamblea de distrito de este año titulada “Protejamos el Corazón” tuvo discursos muy interesantes cuya información lamentablemente superó por mucho a quienes por desgracia, fueron elegidos en muchos casos para presentar dicha información.”

Y es que en dicha asamblea, confirmé por octavo año consecutivo en que estuve implicado en su preparación, la falsedad e hipocresía del manejo supuestamente “imparcial” que esta organización humana utiliza para seleccionar a los oradores que participan en dichos eventos. Hasta esas fechas, se enviaba un formulario que el superintendente de la escuela del ministerio teocrático llenaba junto con el coordinador y otro anciano, evaluándose entre sí y a sus demás co-ancianos en busca de la gente más “calificada” para presentar la información. La verdad es que ese formulario jamás llegaba a la sucursal. El destino del mismo era el superintendente de circuito quién junto a su “pandilla” de lamebotas y ancianos prominentes del circuito, nos encargábamos de hacer las respectivas recomendaciones (nótese el lamentable “nos” que me veo obligado a utilizar en esta entrada actualizada).

Así era como alguien podía recibir calificaciones aprobatorias sobresalientes y tener un “registro espiritual” impecable sin que esto tuviera mayor sentido ya que en última instancia, la pandilla en turno vigilaba que tuviéramos parte los de siempre y quizás un par más que estuviera haciendo méritos para formar parte de la misma. Esta manera de trabajar significaba que ancianos prominentes que eran descalificados un año, al año siguiente volvieran a ser parte del show gracias a la selección de sus antiguos compañeros de pandilla o sus amigos en los escritorios de servicio en Betel.

Amiguismo, compadrazgo y posición “teocrática” serían la mejor forma de describir la asignación de discursos en las asambleas de distrito. Las “nobles” ovejas en muchos casos desconocen todo ese trasfondo por lo que casi siempre, terminan validando la elección de discursantes, visualizando al orador en turno como un ejemplo a seguir cuya fe debe ser imitada (Hebreos 13:7).

Estando todavía del lado de la administración en dicha asamblea, del lado de los gafetes especiales que daban acceso a zonas privilegiadas y siendo testigo de la pésima selección de oradores, lo que más llamó mi atención aquel año fue la “representación dramática” que se presentó en dichas asambleas. Aunque en años anteriores ya se había recurrido a “dramas del día moderno”, el de aquella asamblea de 2012 contribuyó a que pudiera abrir los ojos al grado de manipulación y dominio que viene desde el cuerpo gobernante.

Drama 2012
Drama de 2012: “¿Qué es el amor verdadero?”

Mientras que en 2011 se enfatizó la importancia de dedicar una noche a la adoración familiar (a través de la representación dramática del día moderno), en 2012, el montaje “teatral” iba dirigido a los jóvenes que deseaban casarse.

Llamó mi atención en aquel entonces, que en algunas asambleas se seleccionase a jóvenes entre 14 y 16 años de edad, que apenas están terminando la primer parte de la educación secundaria (cosa que no es tan descabellada en vista de que en algunos países como México, es común que las jovencitas ya no estudien el segundo nivel de educación secundaria conocido como bachillerato ya que no es bien visto por muchos adalides y viajantes en base a los exhortos del “esclavo fiel y discreto” sobre la educación “superior). Quizás allí visualicé el único punto a favor de aquella obra teatral invitando a los jóvenes a que no se apresurasen en su decisión.

¿El resto de la representación dramática? Frívolo y poco objetivo. Entre líneas daban a entender que tener un bebé era indicio de poca espiritualidad; se presenta una escena sobre lo que es la verdadera “sumisión” de parte de una esposa cristiana “feliz” y se dan otros mensajes ocultos sobre la vestimenta, las amistades, las madres solapadoras y los padres débiles y “mandilones”. Una digna definición de lo que la mismísima Traducción del Nuevo Mundo describe como “cuentos falsos” (2 Timoteo 4:4).

Ese drama, el de 2012, fue el que finalmente me hizo ver que toda cita bíblica y contexto espiritual debe quedar relegado cuando se trata de imponer la fe de quienes dirigen a esta organización humana, por encima de ayudar a los jóvenes a meditar en estos asuntos con base en las escrituras (2 Corintios 1:24).

Todavía en la entrada que escribí sobre este tema (que curiosamente fue la primera que redacté para el blog de pensamientos reprimidos), concluía diciendo en parte:

“…un año más gracias a Jehová. La información se agradece, el esfuerzo se aplaude, la asamblea en lo general cumple con su objetivo de convocatoria de miles y nos ayuda a seguir adelante. Los malos oradores (no todos, pero tristemente entre lo peorcillo se cuenta a varios superintendentes de circuito) y el horrible “teledrama” que tuvimos que aguantar quedan simplemente como historias que se añaden a este nuevo anecdotario.”

Actualización 2015

ivtru_S_2_r480P

Los dirigentes de esta organización humana decidieron lanzar el drama mencionado en video (el cuál usted puede ver haciendo clic AQUÍ). Dado que como señalamos en su momento, es una representación dramática que cumple con todos los requisitos de ser considerado como telenovela, considero que ya se habían tardado en hacerlo.

Personalmente, sería una tortura, un despliegue de masoquismo y, principalmente, una pérdida de mi valioso tiempo, volver a ver lo que otros han reseñado ya sobre esta representación dramática, ahora en DVD. Interesante que aparentemente utilicen a la misma “actriz” de aquella infame secuencia de fotos que aparece en el libro “Dios nos habla mediante Jeremías”.

Untitled

Sin embargo, lo más interesante es que a través de esta “película” refuercen todos sus prejuicios y estigmas sobre aquellos que “osan” desobedecer sus consejos. Toda felicidad que puedan alcanzar jamás podrá compararse a aquella que garantiza dedicar su vida a promover y ser leales a su organización humana. Se atreven a decir esto, a pesar de la mucha infelicidad que experimentan en el mundo real aquellos que así lo han decidido hacer, esposas de viajantes, sustitutos de circuito, esposas de ancianos y muchos otros son testigos silenciosos del amor hipócrita que día tras día deben demostrar.

Romanos 12:9 (LBLA) – El amor sea sin hipocresía; aborreciendo lo malo, aplicándoos a lo bueno.

Mateo 23:23, 24 – “¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dan la décima parte de sus especias: la menta, el anís y el comino. Pero han descuidado los asuntos más importantes de la ley, tales como la justicia, la misericordia y la fidelidad. Debían haber practicado esto sin descuidar aquello. 24 ¡Guías ciegos! Cuelan el mosquito pero se tragan el camello.”